¿PARA QUÉ QUIERO YO UNA CAJA FUERTE?

Seguramente alguna vez habrás pensado en comprar una caja fuerte para tu casa, pero al final no te has decidido. Quizás creas que no tienes nada importante que guardar, o que son muy complicadas de instalar, o muy difíciles de manejar.

Antes de buscar información, piensa en qué quieres guardar en ella.

COSAS QUE DEBERÍAS GUARDAR EN TU CAJA FUERTE:

Dinero en efectivo:  a lo mejor tienes un poco guardado en casa (muchas personas lo guardan entre los libros, en el zócalo de la cocina o en el bolsillo de un abrigo…)

Documentos originales: la escritura de tu casa, pólizas de seguros del hogar o personales, libro de familia, contratos de trabajo, pasaportes, testamentos, certificados de nacimiento, planos… todos aquellos documentos realmente importantes.

Joyas: tanto por su valor económico como sentimental. Quizás aquel reloj de tu abuelo no vale mucho en el mercado pero sí para ti.

Material de trabajo: ordenadores portátiles, material médico, armas, cámaras fotográficas, herramientas profesionales de alto valor económico….

Artículos de colección o antigüedades.

Información bancaria:  cartillas del banco,  tarjetas de crédito, información de contraseñas o credenciales bancarias.

Llaves o copias de llaves de casa, del coche, de la segunda residencia, de la casa de tus familiares, de tu negocio…

Fotos y documentos con valor personal (recuerdos familiares). Esos que, en caso de pérdida, será imposible conseguir una copia.

Inventario de bienes: en el caso de que ocurra un robo o una catástrofe en casa (incendio, inundación..)  seguramente no te acordarás de todas las cosas que perdiste, pero necesitarás esa información para reclamarle al seguro. Es muy buena idea hacer un inventario de los contenidos de tu casa y almacenarlo en la caja fuerte para que lo cubra el seguro. También es recomendable guardar facturas de compra de todo lo que puedas : electrodomésticos, ordenadores, teléfonos móviles, aparatos eléctricos…. Y en el caso de las joyas, si puedes, incluye una foto.

MUY IMPORTANTE:  Ante todo DISCRECIÓN. Cuantas menos personas sepan que tienes una caja fuerte en casa, mejor. (Por eso nuestros técnicos se desplazan sin publicidad en vehículos o uniformes).

Recent Posts